Hoy tu ángel te dice:

Yo soy el ángel que desciende para entregarte un poder extraordinario: un fuego que ya está encendiendo tu mirada de modo que siente la fuerza de tener deleite y placer. 

Este es un momento etérico, en el que las energías divinas se entrelazan con las fibras más profundas del ser, y ahora más que nunca los mensajes de los ángeles  buscan iluminar nuestros corazones con la sabiduría celestial. En el tejido etéreo del universo, la presencia divina se manifiesta con la intención de guiarnos hacia un camino de amor, comprensión y autoconocimiento.

Es esencial, que en este viaje que estamos realizando, fijemos ahora con más voluntad,  expectativas realistas para todos nuestros emprendimientos e incluso en nuestras relaciones. La vida, en su inmensa benevolencia, a menudo nos presenta desafíos y bendiciones que son intrínsecos a nuestro crecimiento espiritual. Sin embargo, la expectativa de que cada experiencia sea un sendero de pétalos de rosa es irreal. Aprender a abrazar las adversidades con gratitud y las alegrías con humildad nos permitirá trascender las limitaciones terrenales y elevarnos hacia la luz de la Divinidad.

Al mantener expectativas realistas, se puede vivir en el presente con aceptación, liberando el peso de las proyecciones futuras y permitiendo que el flujo divino de la vida nos guíe. Es conveniente recordar que el universo siempre conspira a nuestro  favor, aunque los caminos puedan parecer sinuosos en momentos de oscuridad.

La objetividad y la neutralidad son como alas en nuestro  vuelo espiritual. Al liberarse de juicios y prejuicios, se puede ver la verdad en su pureza, sin distorsiones. La objetividad nos otorga la capacidad de comprender que cada alma está en su propio viaje, enfrentando desafíos únicos y aprendizajes específicos. Es preciso practicar el  arte de ser observadores imparciales, cultivando el entendimiento de que cada perspectiva tiene su propio valor en el tapiz cósmico de la existencia.

La neutralidad no implica indiferencia, sino compasión sin apego. Al aprender a sostener un espacio amoroso sin caer en la trampa de la identificación con las emociones de los demás, podemos ser faros de luz en tiempos de tormenta. Esta virtud nos permite irradiar amor universal, trascendiendo las dualidades y conectándonos con la esencia divina que todos compartimos

La amplitud de miras es el puente que conecta nuestras almas con la vastedad del conocimiento universal. Al expandir las perspectivas, cultivamos la sabiduría que sólo puede florecer en mentes abiertas y corazones receptivos. No te limites a las fronteras de tus propias creencias; abraza la diversidad de pensamientos y experiencias que el cosmos tiene para ofrecerte.

  Que la luz eterna guíe cada paso de tu viaje terrenal, recordándote que eres un ser  divino capaz de transformar la realidad con tu amor incondicional.

El decreto que te traen tus ángeles para el día de hoy es:

Yo soy una persona dispuesta a enfocarme, comprometerme conmigo misma a trabajar con autodisciplina y fortaleza pero sobre todo confianza en el logro de todos mis propósitos y objetivos.  Yo soy una persona muy feliz, próspera y abundante.

Puedes escuchar todos los mensajes del día reunidos aquí:

NO OLVIDES SUSCRIBIRTE A NUESTRO:

Canal de Telegram

o en WhatsApp

INFINITAS GRACIAS

Gracias por acompañarme en la lectura de este mensaje, te deseo que tengas un día maravilloso, lleno de bendiciones para ti y los tuyos, y si lo deseas, nos veremos en el mensaje de mañana.

Author

Write A Comment